De verdad, Fede

De verdad, Fede, solo puedo decirte que siempre he disfrutado de tu compañía cuando hemos compartido tertulias en el Comercial; que siempre te he recordado con cariño cuando por cualquier motivo he pensado en ti; y que me hacía muchísima ilusión la posibilidad de empezar a ser compañeros de trabajo en breve.

No es que destaques por tu bondad, sino que llegaste a leerte mi primer borrador de novela y tuviste la discreción de no disuadirme de mis pretensiones literarias. Sin duda, solo eso bastaría para situarte cerca de la santidad si no fuera porque probablemente te aburriría.

Y a ti te ha gustado disfrutar como al que más: organizando Pepealias, participando en fiestas o saraos como la reciente despedida de l’Autoridá, dosificando las horas de trabajo para pegarte panzadas de apenas diez días seguidos sin pegar ojo para sacar adelante algún número de Panacea o del BILE…

Me quedo con tu entusiasmo. Me quedo contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>