La oscuridad y el faro

He manifestado «mi rechazo a las injusticias de este sistema y los integrantes de los Gobiernos popular y socialista».

Respecto al sistema en sí, ahora mismo solo sé que esta realidad —tan tenebrosa— apesta, pero saber lo que no quiero no basta. Ni estos políticos me representan ni me representan todas las reclamaciones y actitudes de los indignados, entre los cuales me cuento, sin duda, siempre y cuando se reconozca que hay tantas clases de indignados, por un lado, como partidos políticos, por otro, como posiciones mixtas.

Esta oscura realidad apesta, pero un movimiento difícilmente se debe definir por oposición a: de acuerdo, acabamos con esta forma de aplicar la democracia…, ¿y luego qué? Cualquiera que haya asistido a las reuniones sectoriales del 15-M habrá comprobado que la democracia totalmente horizontal, sin representantes, con derecho de veto por un solo voto en contra, resulta inoperante. ¿Algún partido político con un programa que recoja un ideario constructivo de los indignados? Y si no es mediante representación política, ¿entonces cómo abordamos —sobre qué estructura nos apoyamos para— la organización del bien público?, ¿de qué manera llevaremos a buen puerto esta sociedad entre tinieblas?, ¿acaso habrá particulares que construyan con fondos propios un faro del que luego se beneficien todos?

One thought on “La oscuridad y el faro

  1. Good post. I am a normal visitor of your web site and appreciate you taking the time to maintain the nice site. I will be a regular visitor for a long time.

Responder a ?????? ??? 2013 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>